De todas las cosas que se pueden hacer al amamantar

Una vez le estaba contestando un mensajito a una amiga y me preguntó qué estaba haciendo, yo le dije que estaba amamantando y se sorprendió. No tanto por poder hacer dos cosas a la vez (no es una habilidad nada rara para una mami), sino porque le llamaba la atención que whats app irrumpiera en un momento tan sagrado.

Y no me malinterpreten, no es que no crea que es sagrado, es que mis hijos y su relación con la teta era (y es para Teddy) más bien del tipo “sanguijuelas”. Entonces, amamantar me demandaba y me demanda muuuchas horas de cada día y empecé a hacer otras cosas al mismo tiempo.

La más fácil y obvia es ver la tele, pero también se me hizo un hábito aprovechar para mirar cosas en el celu o bucear en las redes sociales; y hoy con mi segundo bebé, hablo, canto o juego para entretener al mayor, o incluso trabajo. Hice un curso online y a la mitad Teddy tuvo hambre así que mientras el comía tomaba apuntes.

Mi límite es caminar mientras doy el pecho, siempre me pareció que es incómodo para mí y para el bebé.

No es un mérito de mi parte ni minimizo el hecho de amamantar. ¡Todo lo contrario! Me parece tan fundamental que creo que es necesario desmitificarlo un poco.

Escuché a tantas mujeres sufrir porque no podían dar la teta. O a tantas otras que se les hacía tan difícil los primeros días (¡a mí por ejemplo!) y creo que en muchos de esos casos lo emocional tiene un papel fundamental. La ansiedad, la incertidumbre, incluso los miedos nos pueden jugar una mala pasada. Por eso creo realmente que naturalizarlo y volverlo parte de la rutina es una forma de restarle algo de presión.

Ojo, también pienso que es una experiencia súper personal y que no hay recetas. Esto me sirvió a mi y no digo que debería ser así para todas. Pero sí que cada una debería buscar su propio método tratando de dejar de lado la presión y el qué dirán, y pensando en lo que cree que es mejor para cada mamá y cada bebé.

<<< Aclaración: parte de esta nota fue escrita mientras amamantaba a Teddy. Sepan comprender 😉 Muchas de las ideas relacionadas con mi emprendimiento o con el blog surgieron en estas circunstancias. >>>

¿Para ustedes como fue la experiencia de amamantar? ¿Tienen otras rutinas de los peques en las que se encuentran haciendo más cosas a la vez por necesidad o para “ganar tiempo”?

4 Comments

  1. Andy

    6 mayo, 2017 at 2:25 pm

    Es verdad que terminamos haciendo otras cosas al mismo tiempo que amamantamos, debe ser porque son tantas veces al día que nos terminamos relajando! (Por suerte) Lo mas loco que hice mientras amamantaba fue ir a abrir la puerta de mi casa jaja 😱😊

    1. Debora Foster

      13 mayo, 2017 at 11:03 am

      ¡Me intriga mucho saber como hiciste para abrir la puerta de tu casa! jaja genia

  2. Mariana

    6 mayo, 2017 at 7:41 am

    Leí la nota amamantando! Muy de acuerdo con que sea una parte -hermosa- de la rutina 😉

    1. Debora Foster

      13 mayo, 2017 at 11:02 am

      ¡Gracias Mariana! Una GRAN parte de la rutina jejejeje

Dejá una respuesta